Qué es

 

El virus de la leucemia felina se excreta por todas las secreciones corporales, y se contagia entre gatos por un contacto directo repetido. La concentración más grande de virus se presenta en la saliva y por tanto se disemina fácilmente por hábitos como son el lamido, compartir comederos y bebederos o mordiscos. Es un virus específico felino y por tanto no hay riesgo de contagio a personas.

Los gatos Felv+ (positivos en leucemia felina) pueden presentar infecciones recurrentes, anemias graves, ciertos tipos de cáncer y diferentes cuadros clínicos en función del sistema afectado.
No todos los gatos expuestos al virus quedan infectados de forma permanente. Algunos animales consiguen controlar y eliminar el virus. Generalmente, el resto quedarán infectados de por vida y después de un periodo asintomático más o menos largo acabarán desarrollando la dolencia.

Los gatos Felv + suelen tener una esperanza de vida corta ( meses o algunos años), como media unos 4 años a partir de la infección. Es importante mantener estos gatos dentro de casa para evitar el contagio a otros gatos y que contraigan infecciones, proporcionarles una buena alimentación, desparasitaciones internas y externas regulares y vacunaciones anuales.

Existe una vacuna contra la leucemia pero no es 100% eficaz. Dado que no se puede ofrecer una protección total y ante la gravedad de la dolencia, no se tendrían que juntar nunca conscientemente gatos positivos y negativos.

El estrés es uno de los factores que puede desencadenar la enfermedad, por lo que un refugio no es un lugar adecuado para que vivan estos gatos, y por eso necesitamos adoptantes muy especiales que quieran darles una oportunidad.

______________________________

Si quieres saber más cosas sobre perros y gatos entra aquí